Baracoa está llena de complejidades y polémica. Ella fue la primera ciudad y capital de Cuba, luego casi olvidada y relegada, quién sabes si debido a su posición geográfica en zona de difícil acceso. Al mismo tiempo, gracias quizás a esto último persisten allí tantas singularidades que la convierten en un territorio único, donde perduran tradiciones centenarias y una muy original vida cultural.

¿Está callada Baracoa o la hemos encerrado en el silencio? ¿Serán tan dulces las palabras como la miel de su río? A percibir los sonidos de la historia que brota de la tierra baracoesa, a volver la mirada hacia el territorio marinado donde se asienta el Yunque nos invita este texto. Él redescubre la impronta de la región en el proceso de formación de la identidad y la nación, para mostrar que todo cubano lleva en el alma un poco de baracutey.

Most Recent Projects

Start typing and press Enter to search